Gestión del Bosque


 Bosques en conservación 

Se busca promover el cuidado de la biodiversidad local, mantener la calidad del agua y demás servicios ambientales. Trabajamos en los ejidos de San Pedro Buenavista, Agua de Los Pescados, San Antonio Hidalgo, San Andrés Tlalnelhuayocan y propietarios particulares. Actualmente están bajo acuerdo de conservación 1,098 ha. de Bosque Mesófilo de Montaña y Bosque de Pino-Encino; y anualmente se llevan a cabo obras para el mejoramiento de servicios ambientales, así como un y monitoreo permanente.

Viveros forestales comunitarios

El propósito del establecimiento de estos viveros es  la producción de calidad de árboles de la región, que entre sus atributos cuenten con potencial de restauración ecológica y  valor económico maderable. Otro de los fines es el de de satisfacer la demanda local para las actividades de reforestación y de esta manera revertir la introducción de árboles de mala calidad y especies inapropiadas para la restauración y manejo del bosque mesófilo de montaña.

Actualmente están en operación 3 viveros forestales comunitarios, con una capacidad de producción de hasta 100,000 plantas, estos se encuentran en:  El Zapotal, Palo Blanco (ejido San Pedro Buenavista)  y Los Capulines (ejido San Antonio Hidalgo).

Restauración

El objetivo es propiciar la restauración ecológica de los ecosistemas presentes en la cuenca del río Pixquiac, a partir de actividades de restauración de suelos, reforestación con especies locales, cercado, establecimiento de áreas de plantación forestal sin afectar cuerpos de agua, brechas cortafuego. Participan ejidatarios de San Pedro Buenavista,  San Antonio Hidalgo y  Cuauhtémoc.

Manejo Forestal

El paso entre la extracción de los recursos naturales y su manejo es indispensable para la conservación de los mismos, situación por la que el proyecto ha apostado a propiciar las condiciones para un aprovechamiento forestal en el ejido San Pedro Buenavista,  situación que implica el registro de un programa de manejo forestal para áreas de uso común, así como el registro de plantaciones previamente establecidas por los ejidatarios, esto da paso a un comercio legal de sus recursos forestales.


Vivero de epífitas “Las Manuelitas”

Éste vivero está conformado por 16 mujeres del Ejido San Pedro Buenavista, el objetivo es resguardar y rescatar epífitas de la familia bromeliaceae y orquideaceae que se encuentren bajo algún tipo de riesgo en su hábitat natural. El trabajo con el grupo “Las Manuelitas” en los próximos meses consistirá en una serie de capacitaciones que fortalezcan su conocimiento sobre la flora general de la región y en particular la flora con hábito epífito.

  

Conociendo y aprovechando las bromelias epífitas (tenchos)

Estamos recuperando a los hermosos tenchos que caen naturalmente de los árboles para diversificar el manejo del bosque de niebla. Una de las actividaes es la creación de viveros para aprovechar las bromelias. Participan dueños de parcelas de bosque en donde se van a aprovechar los tenchos; estudiantes de Rancho Viejo, Talnelhuayocan y grupos de familias, este proyecto también ha contado con el apoyo de estudiantes de la Universidad Veracruzana  que realizaron estudios para determinar cómo aprovechar mejor los tenchos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: